miércoles, 7 de enero de 2009

Una grieta gigante en el campo magnético de la Tierra.


Enviado por Kike.

Dic. 16, 2008: Las cinco sondas espaciales THEMIS, de la NASA, han descubierto una grieta en el campo magnético de la Tierra que es diez veces más grande de lo que anteriormente se pensaba posible. El viento solar puede fluir a través de esta abertura y "cargar" la magnetósfera para que desencadene poderosas tormentas geomagnéticas. Sin embargo, la grieta en sí misma no es la sorpresa más grande. Los investigadores están aún más asombrados por la extraña e inesperada manera en que se ha formado, lo cual da por tierra ideas sobre la física espacial que se han conservado durante mucho tiempo.

Leer artículo completo en ciencia@nasa.

3 comentarios:

kike dijo...

Esta noticia es una de tantas que regularmente nos dan los científicos, las que demuestran que nada hay seguro en el cosmos; aunque se tienen teorías para todo, muchas de ellas son rápidamente denostadas como falsas; de esta manera no es que las investigaciones vayan por mal camino, en realidad estas equivocaciones son necesarias, nos obligan a marchar por el buen camino, ya que culquier desvío es rápidamente contrastado como tal.

Esto viene a colación con el pequeño debate de Observatorio del día 06 actual; indica que si bien no hay nada cierto cien por cien, andamos por la senda correcta.

En este caso concreto, el fallo comprobado en la percepción de la creación de la magnetosfera terrestre, servirá seguramente para que se llegue a conocer en mayor profundidad los mecanismos que crean y destruyen "la burbuja protectora de la vida", ya que sin ella no podríamos estar ahora discutiendolo.

emilio silvera dijo...

Amigo Kike, leyendo el interesante artículo y el tema que plantea, no tengo más remedio que hacerme una pregunta que no se contestar:

¿Pasaría algo así en Marte y liquidó un planeta con vida?

¡Vaya usted a saber!

kike dijo...

Creo amigo Emilio que Marte esconde muchos datos que nos servirían para poder seguir habitando nuestro planeta. Si hubo o nó vida perfeccionada está por saberse, pero lo que es seguro es que tuvo las condiciones para ello, muy cercanas a la Tierra, y por alguno de los mecanismos que vamos conociendo, todo se fué al traste.

A ver si conseguimos estudiar a fondo ese planeta, pues seguro que nos revelará datos muy interesantes en nuestro propio provecho; será como mirar el futuro para tener una oportunidad de corregir nuestros errores.